miércoles, 27 de abril de 2011

Seremos poesía tierrafirmista o no seremos nada

Lacerar /con la voz, la letra o el instrumento / Pero lacerar
desatornillas las cabezas en una o varias veces
Lacerarlas profundo, profundamente
Este es el fin de la obra / y que todo se filtre por unos pares de ojos-oídos dándonos cachetaditas mentales de conciencia


Seremos poesía tierrafirmista o no seremos nada...

MANIFIESTO / Nicanor Parra
Señoras y señores / Ésta es nuestra última palabra /
-Nuestra primera y última palabra-
Los poetas bajaron del Olimpo
Para nuestros mayores / La poesía fue un objeto de lujo / Pero para nosotros /
Es un artículo de primera necesidad / No podemos vivir sin poesía.
A diferencia de nuestros mayores / -Y esto lo digo con todo respeto- / Nosotros sostenemos / Que el poeta no es un alquimista / El poeta es un hombre como todos / Un albañil que construye su muro / Un constructor de puertas y ventanas.
Nosotros conversamos / En el lenguaje de todos los días / No creemos en signos cabalísticos.
Además una cosa / El poeta está ahí / Para que el árbol no crezca torcido.
Este es nuestro mensaje / Nosotros denunciamos al poeta demiurgo / Al poeta Barata / Al poeta Ratón de Biblioteca / Todos estos señores / -Y esto lo digo con mucho respeto- / Deben ser procesados y juzgados / Por construir castillos en el aire / Por malgastar el espacio y el tiempo / Redactando sonetos a la luna / Por agrupar palabras al azar / A la última moda de París / Para nosotros no / El pensamiento no nace en la boca / Nace en el corazón del corazón.
Nosotros repudiamos / La poesía de gafas obscuras / La poesía de capa y espada / La poesía de sombrero alón /Propiciamos en cambio / La poesía a ojo desnudo / La poesía a pecho descubierto / La poesía a cabeza desnuda.
No creemos en ninfas ni tritones / La poesía tiene que ser esto /Una muchacha rodeada de espigas / O no ser absolutamente nada.
Ahora bien, en el plano político / Ellos, nuestros abuelos inmediatos / ¡Nuestros buenos abuelos inmediatos! / Se retractaron y se dispersaron / Al pasar por el prisma de cristal / Unos pocos se hicieron comunistas / Yo no sé si lo fueron realmente /Supongamos que fueron comunistas/ Lo que sé es una cosa / Que no fueron poetas populares / Fueron unos reverendos poetas burgueses.
Hay que decir las cosas como son / Sólo uno que otro / Supo llegar al corazón del pueblo / Cada vez que pudieron / Se declararon de palabra y de hecho / Contra la poesía dirigida / Contra la poesía del presente / Contra la poesía proletaria.
Aceptemos que fueron comunistas / Pero la poesía fue un desastre / Surrealismo de segunda mano / Decadentismo de tercera mano /Tablas viejas devueltas por el mar.

Poesía adjetiva / Poesía nasal y gutural / Poesía arbitraria / Poesía copiada de los libros

Poesía basada / En la revolución de la palabra / En circunstancias de que debe fundarse

En la revolución de las ideas. / Poesía de círculo vicioso / Para media docena de elegidos: / "Libertad absoluta de expresión"/ Hoy nos hacemos cruces preguntando

Para qué escribirían esas cosas / ¿Para asustar al pequeño burgués? / ¡Tiempo perdido miserablemente! / El pequeño burgués no reacciona / Sino cuando se trata del estómago.
¡Qué lo van a asustar con poesías!
La situación es ésta / Mientras ellos estaban / Por una poesía del crepúsculo / Por una poesía de la noche / Nosotros propugnamos / La poesía del amanecer / Este es nuestro mensaje /Los resplandores de la poesía / Deben llegar a todos por igual / La poesía alcanza para todos.
Nada más, compañeros / Nosotros condenamos / -Y esto sí que lo digo con respeto-

La poesía de pequeño dios / La poesía de vaca sagrada / La poesía de toro furioso.
Contra la poesía de las nubes / Nosotros oponemos / La poesía de la tierra firme
-Cabeza fría, corazón caliente / Somos tierrafirmistas decididos-
Contra la poesía de café / La poesía de la naturaleza / Contra la poesía de salón
La poesía de la plaza pública / La poesía de protesta social.
Los poetas bajaron del Olimpo.

martes, 26 de abril de 2011

De la lucha por sobrevivir a la conquista de puestos de empleo

Nota publicada por Fosi Es para Prensa de PRISMA
Mejor hablar de ciertas cosas



De la lucha cotidina por el alimento y el plan, al logro de puestos de empleo, los cambios ocurridos al interior de las organizaciones sociales y territoriales denominadas piqueteras.

La lucha por puestos de empleo, ha sido una de las principales reivindicaciones de los Movimientos Sociales, Territoriales y de Trabajadores Desocupados, ante la masiva desocupación producida por la desarticulación económica y las privatizaciones de la “revolución productiva”, y que tuvo su máxima expresión en la crisis del 2001.

Ante la exigencia de puestos de empleo, el estado lo único que ofertaba a cambio era comida para los comedores y planes. En muy contados casos la lucha logró la conquista de puestos genuinos de empleo, que no alcanzaban a satisfacer la demanda. Ante la masiva participación en la lucha de las compañeras y la urgente necesidad aunque sea de alimentarse, durante el período de mayor crisis, la lucha se centró en reclamar alimentos y planes. Y a organizar comedores y emprendimientos productivos y comunitarios para continuar la lucha.

El sujeto que participa en los movimientos en su mayoría son mujeres con varios hijos que por lo general trabajan en limpieza por hora en casas particulares, hombres con baja calificación laboral y jóvenes sin oficio y que aún no consiguen acceder a un empleo estable. Una fase ascendente del ciclo económico profundiza esto.

Las primeras victorias en la lucha por puestos de empleo se dan cuando el nuevo ciclo económico está avanzado, a fines del año 2005 y comienzo del 2006, conquistando pocos puestos y de baja calificación en el estado, que podemos definir como precarizados ya que el ingreso se realiza mediante contratos individuales o cooperativas de trabajo, con salarios por debajo de los mínimos de convenio y por debajo de las mismas tareas que realizan los trabajadores de planta permanente.

La lucha hoy

La lucha por puestos de empleo toma un nuevo impulso a mediados del año 2009 con el anuncio del gobierno nacional del “Programa Argentina Trabaja”: la creación de puestos de empleo, para obras menores y mantenimiento de la vía pública municipal y provincial, con un salario de bolsillo de $ 1.200, y contratados a través de cooperativas de trabajo.

El programa creado tiene el objetivo de fortalecer las organizaciones sociales y a los intendentes del conurbano bonaerense que apoyan al gobierno nacional. Es implementado para fortalecer la red clientelar del estado a través de los intendentes y las organizaciones sociales y políticas que son parte del proyecto “nacional y popular” del gobierno kirchnerista.

Denunciando esta situación las organizaciones sociales de izquierda opositoras al gobierno emprenden la lucha por la incorporación de todos los desocupados al Programa Argentina Trabaja, exigiendo aún hoy la nacionalización del mismo, reclamando la igualdad de derechos para todos los trabajadores desocupados. Después de seis meses de lucha se logran las primeras inscripciones en el conurbano bonaerense a fines del 2009.

En la Ciudad de Buenos Aires el Programa Argentina Trabaja no se ha implementado, así como en algunos municipios del Gran Buenos Aires, porque las autoridades que los gobiernan no son afines al gobierno nacional. La lucha de las organizaciones sociales logró arrancarle una cantidad importante de puestos de empleo al macrismo. La misma continúa ante el incumplimiento en la cantidad de puestos obtenidos en la lucha.

Las asambleas semanales ahora ocupan un tiempo importante en resolver las nuevas dificultades que aparecen en cada cuadrilla de trabajo y en la lucha que continúa por más puestos de empleo. Esto sin abandonar las tareas diarias en los comedores comunitarios o en los emprendimientos productivos. Aparecen debates que giran alrededor de la conducta respecto a la tarea asignada y al horario, así como la lucha por aumento de salarios y mejores condiciones de empleo y el ingreso a planta permanente, contra la flexibilización laboral que nos impone el estado en su rol de patrón.

Los puestos obtenidos en esta etapa aún por fuera del Programa Argentina Trabaja, se caracterizan por ser contratos a través de cooperativas de trabajo constituidas por cada organización social. Esto obliga a las organizaciones a llevar una administración para liquidar los sueldos y pagar los impuestos que le corresponden a la cooperativa.

Son puestos de empleo flexibilizados en varios sentidos: con bajos salarios por debajo del convenio colectivo de trabajo, sin aguinaldo, vacaciones, ni días de licencia por enfermedad, embarazo, estudio, o día femenino; si un compañero o compañera falta hay que reemplazarlo, se trabaja con herramientas de mala calidad, la ropa de trabajo es escasa o no la hay, lo mismo que el calzado.

La imposición del contrato a través de la cooperativa también se suma a este modo de empleo flexibilizado, desligándose el estado de toda responsabilidad laboral, trasladando la responsabilidad legal al conjunto de los/as compañeros/as: por ejemplo pagar el seguro de trabajo, el monotributo que incluye jubilación y obra social, etc.

Si bien ha sido dura la lucha para obtener estos puestos de empleo, aún insuficientes en cantidad, el tener un número importante de compañeros/as trabajando coloca a las organizaciones sociales en una nueva etapa de la lucha, que ahora adquiere características sindicales.

A partir de esta nueva realidad se instaló el debate sobre la necesidad de conformar una asociación gremial con el objetivo de organizar a todos los trabajadores tercerizados, flexibilizados y precarizados. En este sentido resulta un importante primer paso la conformación de la Asociación Gremial de Trabajadores (AGTCAP) por gran parte de las organizaciones que estamos nucleadas en el “Frente Cooperativas Sin Punteros”.

Todo esto es parte de los desafíos que tenemos por delante los movimientos en esta nueva etapa de la lucha.

domingo, 24 de abril de 2011

Norte Profundo

El tremendo, hermoso, honroso camino que no termina, hoy se empieza a materializar por otros medios 
y siento que empiezo a devolver algo a todos los abrelatas con los que fui cruzándome en el recorrido. 
Esto, es ante todo, para ellos.
http://norteprofundo.com.ar/ 
 

sábado, 16 de abril de 2011

"Lo cierto es que jamás pude dejar de cantar"


 Fotos: Danpeople
Yo no sé a quién he salido / La flor del Tafí / Mi madre no fue cantora
Florece en septiembre y se seca en abril (...) / Pachamama, mamá tierra 
por favor tráenos suerte / que si nos sacan el agua seguro viene la muerte
Voy a cantar una copla no para dar un concierto / sino para reclamar 
fuera mina a cielo abierto / sino para reclamar fuera mina a cielo abierto...

Copla compuesta por Andrea y un grupo de compañeros


Una garganta joven canta desde las entrañas de los cerros de Amaicha. Ella aprieta la caja que marcó la vida de su abuela y que la generación de su madre dejó a un costado. El grito se subvierte frente a la contaminación del agua, por todas esas mujeres privadas del canto por la discriminación, ruge su sangre diaguita por aquella otra abuela del alma que fue asesinada por no callarse las verdades con que oprimen a su pueblo. 

Andrea aprendió a cantar de su abuela, y aunque un halo de timidez la distinga, mamó también su espíritu de lengua eléctrica, como le dicen esos que se inquietan ante sus denuncias. -Cuando llegué a Tucumán Capital descubrí otro mundo, donde la gente cultiva una práctica vocal para cantar, una infinidad de técnicas para estudiar al instrumento y muchos cursos en Buenos Aires que se dedican a enseñar con caja. Eso es maravilloso, pero muy distinto a lo que aprendí, escuchar a mi abuela no tiene comparación. Si bien Andrea es considerada coplera, para ella esa figura original está representada en la fortaleza de esa mujer que ha vivido toda la vida en el campo, con su caja y que sin saber leer ni escribir ha tenido su voz para hilvanar sentimientos en el momento mismo en que golpea los cueros de forma catártica. -Yo viajo y tengo mi papel y lápiz para escribir, pero esa mujer es la que improvisa y arma una rima, una coherencia sin estas posibilidades que yo tengo. Eso es lo más fuerte del canto con caja.

Andrea es la conjunción de la fuerza joven con la furia libertaria que late en la garganta coplera, la tranquilidad inmutable en los ojos y la firmeza de sus certezas, porque así le han enseñado.  Si lo pensás, lo decís. -Me he criado desde chica escuchando coplas, ahora estoy tomando más en serio esta responsabilidad de cantar y lo bueno es que están surgiendo otras chicas que están agarrando la caja para expresarse.
Su madre es artesana, cantó poco y sólo en círculo, con otra gente. -Hacerlo sola la emociona demasiado y por eso dejó de hacerlo, distinto pasa con mis tías que no lo hacen porque no saldrían a cantar en un escenario. Hoy se está difundiendo un poco más, pero en mi familia pasó algo extraño, soy la única de 9 nietos que agarró la caja. 



El Joy Joy es un canto de lamento hondo, mucho más sanguíneo que los folklóricos tradicionales que también sufre de una incomprensión generalizada. Las mujeres que lo mantienen se lucen sólo en los jueves de comadre, que es el festejo que se realiza el primer jueves de carnaval. -Yo no puedo cantarlo todavía, me parece un género demasiado especial como para tomarlo ahora.

XXV - Contra la condescendencia del arte
La copla es un género de la resistencia dentro del folklore, surge de las gargantas fuertes que se sobreponen a la discriminación cuando niñas y adolescentes. -En mí ha sido todo un proceso por el que tuve que pasar hasta llegar hasta acá. De chica siempre subía a cantar con mi abuela y ella me presentaba. Eso es lo que siempre pasa. La abuela un día presenta a su nieta. Así ella se convierte en su compañera, la que retoma y enarbola ese símbolo identitario salteado por una generación. En Andrea se resume la experiencia de muchas jóvenes que al entrar en la adolescencia dejaron la copla igual que sus madres frente al rechazo tajante de sus compañeros. -Me han llegado a decir que mis cantos son cosas de viejos y que yo los hago sólo para hacerlos sentir bien a ellos. No se comparte, no se entiende y ni siquiera se respeta. Fueron muchas las chicas que en esa etapa se alejaron de la caja. Yo misma me dije en un momento que no iba a hacerlo más. 

Mientras por un lado la discriminación atenta contra el género,  se presenta el lucro que posiciona a la coplera como un sujeto turístico, olvidando su matriz cultural. -Eso pasa mucho, se llama a los músicos para que se muestren ante el turista como algo exótico y al mismo tiempo hay una falta importante de espacios donde mostrarse.
Andrea sabe que este no es un momento más, la necesidad por esclarecer la pérdida de una compañera ensalza su lucha. -Este año hemos perdido dos referentes bien importantes, una de ellas fue asesinada. La familia la encontró muerta en su casa. Doña Esperanza Nieva era una mujer que cuando se subía al escenario no tenía problemas en decir las cosas. Hoy me resulta fundamental pararme en un escenario y proclamarme en contra de la explotación minera.
 
Andrea acompañó a Esperanza a aquella marcha de Pueblos Originarios a Buenos Aires. Dos días después de aquel encuentro sería asesinada en Amaicha y la Policía difundiría la infamia de una muerte natural, frente a la evidencia irrefutable de su familia que la encontró golpeada y semidesnuda. -Ella era una líder para nosotros, manejaba mucha información y luchaba activamente por nuestro derecho a las tierras.  Con 20 años sabe de la diferencia entre las causas urgentes, y por eso el presente le duele en todas partes, ella eligió el compromiso al olvido desde mucho tiempo de ese crimen que hoy la impulsa. -Lo cierto es que no he podido dejar de cantar nunca y hoy es una necesidad ante todo.