jueves, 26 de mayo de 2011

Seminarios de Experiencias en Comunicación Popular


Intercambio y cruce de experiencias en el ámbito alternativo, comunitario y militante de distintas épocas; de aquí y de allá, de Argentina, Bolivia y de este tiempo que nos toca.

En letercermonde,  la charla con Prensa de Frente sobre los encuentros

domingo, 22 de mayo de 2011


Bajo la forma de una muestra fotográfica, “Realidades Encontradas” genera un espacio para discutir el modo en que se aborda la problemática de la inseguridad. La toma de posición de Gabriel Galan, autor de las crónicas visuales, está hasta el 2 de junio en el Centro Cultural Islas Malvinas e invita a la reflexión colectiva.



“Millones de historias mueren y nacen en el justo (perfecto) 
instante en que una sola se congela”
Alejandra Castillo

-Este laburo es bueno en tanto ayude a generar un poquito de conciencia en quien mire las fotos. Recién ahí me voy a sentir satisfecho. En esta situación lo estético para mí pasa desapercibido.
Los medios de información masivos exhiben una mirada unidireccional sobre la problemática; en su discurso se dibujan dos figuras claras e inamovibles: una víctima y un victimario, cerrando por completo el debate a un esquema simplista e irresponsable. Lo verdaderamente criminal del cuadro es pretender silenciar el conflicto bajo el régimen carcelario; cuando la situación demanda la socialización de una discusión  mucho más compleja que viene dándose en varios ámbitos; incluso mucho antes de que entrara en escena la baja de la edad de imputabilidad.
Gabriel se dedicó a recolectar durante 2 años parte de su trabajo periodístico para darle cuerpo e identidad a su iniciativa de mostrar otra perspectiva. “Todo el mundo sabe que diariamente arrestan a menores pero no se ponen a pensar en la complejidad que esa situación conlleva.”
A lo largo de la serie, hay una obstinación con las manos desnudas que caen apresadas en las esposas policiales; Gabriel lo menciona y mira por un momento las suyas. “Las que están ahí son todas de no más de 13 y 14 años, cuando las veía estaba trabajando, fotografiándolas y es muy fuerte chocárselas tan de cerca; esa experiencia fue la que me empezó a decir que tenía que hacer algo con esto”.

Arte como compromiso
Volver la vista a Realidades Encontradas lleva a pensar nuevamente en el modo sesgado en que los medios muestran la escena, constituyendo así una determinada opinión política. En los diarios, por ejemplo,  el detenido es mostrado siempre desde arriba, en sentido recto o en diagonal; ubicándonos a nosotros los lectores como jueces observadores desde esa sola dirección. ¿Quién va a venir a rebatirnos la verdad irrefutable de que la imagen construye ideología?
Realidades…, en cambio, nos tira al suelo, haciendo que nos veamos de frente con esa otra persona que yace de espaldas y esposada; desmantelando por completo nuestros roles estandarizados. El criminal ya no el estereotipo que reproducen las cadenas de información, tiene rasgos propios, gestos e identidad y nosotros dejamos de ser los jurados de una corte que sólo nos quiere adeptos para alejarnos de la discusión política activa.
“A partir de esas experiencias sentí el compromiso por los interrogantes ¿Cuál es el lugar que tiene que ocupar ese pibe?, ¿es ahí donde tiene que estar?,¿ cuáles son las responsabilidades sociales de que esto pase? Por eso es que la muestra termina con los chicos jugando y saltando a la soga; esa es mi respuesta y quise que fuera clara”.
El cimiento de este proyecto surge cuando Gabriel se acerca a una jornada de la Asamblea Permanente por los Derechos de la Niñez para trabajar sobre la brutal represión que la policía ejerció  en 2008 contra los chicos que dormían en Plaza San Martín. “Emprender este trabajo fue chocarme conmigo mismo, con mi realidad y la de los otros y esos otros eran chicos en su mayoría”, cuenta. “Hablo de realidades encontradas porque es ese el concepto que incluye  la infinidad de escenas que viven en cualquier hecho policial; el gesto consternado de la mujer a la que le robaron, el policía deteniendo y esposando al pibe que está tirado en el suelo en medio del barro…  Ese cruce de realidades fue lo que me llevó a preguntarme ¿qué hago con todo esto, desde qué punto lo muestro? ¿Voy a mostrar algo frívolo, manteniéndome a un costado o voy a tomar partido por como pienso que deberían ser las cosas?
Como muchos, este trabajo surgió de una pregunta: ¿desde dónde me paro yo? y devino la necesaria acción, la subjetividad ineludible en el recorrido. ¿Me alcanzará con la condescendencia, con la mirada impávida, con el trabajo displicente? ¿cerraré la puerta tranquilo al final del día? ¿cerraré la puerta?”

“Desde el principio supe la muestra está atravesada por mi vida y mi historia. El modo en que se están haciendo las cosas no está bien. Mi posición se juega porque se haga algo por los chicos, que estén bien y con el trabajo apunto a por lo menos generar conciencia. El miedo y el rechazo de la opulencia generan violencia”. La exhibición de trabajos socio-artísticos como este colabora en gran medida a instalar en muchos ámbitos la necesariedad de una discusión profunda sobre inseguridad; una discusión que implica una toma de partido socialmente responsable que supere y deje de silenciar la problemática bajo instancias represivas.

Realidades encontradas se encuentra en la sala del MUGAFO, hasta el 2 de junio en el Centro Cultural Islas Malvinas -19 y 51-.

jueves, 19 de mayo de 2011

Paradojas

17 de mayo
Hoy la Organización Mundial de la Salud cumple 21 años... ¿De qué se preguntarán muchos?

Hoy la OMS cumple 21 en haber salido -aunque sea diplomáticamente- del brutal discurso homofóbico.
Es que sí señores y señoras, recién hace muy poquito estos buenos representantes vieron que la cosa
no venia por ese lado y anularon a la libre elección sexual como una patología de sus libros clínicos.

Ahora esa intolerancia histórica la han reconvertido en fecha conmemorativa, apropiándose de las luchas ajenas.
Los mismos que estigmatizan son los auto-autorizados para darse chapa enarbolando una causa por ellos antes vulnerada.
Recién en 1990 la Organización MUNDIAL de la Salud admitió entender que la homosexualidad no es una enfermedad
y hasta le puso efeméride a esta certeza.

Todos adherimos, lavándole el crimen discriminatorio a la OMS y hoy por doquier la fecha para conmemorar la lucha contra la homofobia
remite justamente al acto progresista que conlleva su no discriminación.

Festejo igual, con un sabor dulce, desde este país donde hace unos meses el legislativo pudo más
que las plazas colmadas de los represores de siempre.

Brindo igual, vale y mucho la causa ganada, pero recordando de dónde viene el genuino impulso transformador;
como el fuego, siempre desde abajo.


domingo, 15 de mayo de 2011

Celebrar los actos



Cobertura Polaroid para letercermonde aquí

Imagen - Luis Ferraris


El sábado 8 el teatro de la UNLP, el Hogar del Padre Cajade y la Pulseada se reunieron para festejar sus vidas y sus obras. A las 6 de la tarde dos micros de la línea Este estacionaban en la puerta del teatro - 10 54 y 55- para llevar a todos los congregados a su cita en la casa de  643 entre 12 y 13.

Una hora después el salón de usos múltiples del hogar estaría colmado y a oscuras, siendo testigo de la emotiva narrativa generada por “El negro”, Eduardo Forese, y “El ruso” -Pablo Pawlowicz-
Maricel Beltrán y Adriana Crespi, hacedores de la adaptación de El clásico binomio -de Rafael Bruza y Jorge Ricci-  le dieron vida a la obra junto con la dirección de Norbeto Barruti.

A los muchachos es una crónica intensa sobre los esfuerzos a destajo de un dueto de tango en la búsqueda por consagrarse en la canción. Cargada de guiños históricos y argentinísimos, como los conventillos porteñas de principios del siglo XX, la poesía de Discépolo y la crisis como estado constante, estos dos compadritos se metieron por casi una hora dentro de las conciencias del centenar de personas que quedaba prendido de cada interpelación.  

No fue una obra más. La reflexión continua que los personajes regaron sobre el escenario habla  de la lucha constante por los sueños, de las expectativas y de la tenacidad que rebrota ante los obstáculos cuando la conquista por la causa es urgente.

A los muchachos fue un homenaje a la causa y su materialidad; el grupo de teatro que nació al calor de los '80 furiosos por decir y hacer cumplía 25 años y la Pulseada, versión periodística de la obra de Cajade en la lucha por un proyecto de país inclusivo, festejaba sus primeros 9.

Dice Galeano "Son cosas chiquitas (...) desencadenan la alegría de hacer, y la traducen en actos (...) Única manera de probar que la realidad es transformable". Aplausos de pie a estas vidas y estas obras.
                                                                                                                                             

miércoles, 11 de mayo de 2011

Invitación a la Noche circense - 14/05 -En EEE - 8 41 y 42 - 23hs

 El lujo ha muerto


Cruce de vereda / Siga el color serpenteante de las telas circenses / Llegue a la puerta /
Un paso más / Sí / Hacia adelante /Ingrese sin más/
Aquí, con cada pincelada, las telas rugen sórdidamente deseo y exaltación.
Nuestros personajes, este par de non sanctos, intervendrán cada centímetro espacial y temporal, haciéndole brotar cosquillas por doquier / Enanos y siameses dispares, domadores de ideas y presentadores sin libreto se meterán en su cuerpo hasta acribillarle el prejuicio y el pudor.

¿Duda en entrar?
En este varieté de sensaciones, dos horas antes de su presentación, el artista pinta, dibuja y cuelga las máscaras; para luego entregarse de forma íntegra. Se sonrojará al ver el desenfado con que se enamora de su otra piel, ofreciéndole el cuerpo a sus pies. Para borrar su pudor, aquí vuelvan los abanicos hechos en papel.
En un reducto pequeño, iluminado por tenues luces cubiertas en papel celofán, sabrán seducir al público una decena de bailarines arrítmicos envueltos en sus ropas gastados por el sudor.
Sépalo, si entra su razón entrará en peligro; podrá perderla si se brinda al fuego central de la acción. ¿Se atreverá usted a abandonar su armadura para entregarse y bailar?
¡Vamos!  Desate la mente y los pies, que aquí las obtusas miradas no se animan a entrar y... ¡No lo hagamos esperar más! Que el fuego inquieto también muere por danzar. ¿O acaso no ve como de a poco nuestros cuerpos comienzan a agitarse.

Bienvenido/a a la Extravanganza itinerante de los Hermanos Canelo
Un circo sin encierro y sin león

miércoles, 4 de mayo de 2011



Se sale para encontrarse con otros

La excusa es una Barrileteada Colectiva
este domingo, a las 15hs
en el parque de Estación Provincial -17 y 71-

¡a llenar el aire de color!