lunes, 19 de agosto de 2013

Verde desobediencia



I
Trepa, se estira
empuja

La rodea una pared circular
un límite, una presión

pero ella sigue,
tenaz en su batalla de ganarse un lugar para seguir creciendo

II
Yo, simple espectadora, la admiro por la ventana durante meses
sin hacer nada por su deseo.

III
Y una tarde cualquiera,
la sorpresa
la rotunda muestra de su convicción antes mis ojos mudos
La maceta ya no es tal para ella.
No la limita, no la constriñe, no la define.
Su fuerza vegetal destrozó desde la base al contenedor
y ahora, desde abajo, brota libre en toda su energía

"Lo tuyo es fuerza de vida, querida"

IV
Se enraíza, respira y empuja
hacia adelante, los costados, el suelo.
Envión, arrebato y arranque.
Cada nueva raíz merece el espacio
Y vos, se lo nacés siempre
¡Qué audacia plantita!
¡Cuánta fuerza y ganas de vida!...



V
Si te regalo una nueva maceta, 
una más grande,
sería volver a encerrarte.  
Darte comodidad por un tiempo,
pero no... 
volverías a romperla, 
a buscarte el aire
Vos no sos planta de corcet querida

Mañana te echo a la tierra...


  

No hay comentarios: