viernes, 25 de octubre de 2013

"Vivir el cotidiano como si fuera un viaje"

.
La frase me la regaló una hermana de vuelo un día en que andaba hecha un harapo. Íbamos caminando por un barrio que, temporalmente, es de ella: el mondongo.

Y el "temporalmente" está bien dicho porque la Vito es
                                                                   una mujer itinerante.


Valijita con fantasías y algunas ropas adentro, turbante en el pelo; la cabeza un nido de pajaritos.
Casa donde entra te arma un refugio o un santuario.
Pero esa es otra historia que también me muero por contar.

(La lapicera me quema en las manos y a veces, de la ansiedad mental, no termino bajando ninguna. "Esencia del geminiano" diría mi amigo enamorado del horóscopo)

Cuestión que andaba hecha un harapo, desperdiciando luces en la invención de sombras. ¡Tiradísima en lo más barroso de mis ríos metafísicos!
De esos estados nublados en que gravitás tan bajo que atraés todo lo que no resiste a la gravedad y las frutas maduran te caen en la cabeza. "Vení, ¡damela!... si total estoy hecha pelota", le contesto a las naranjas silvestres que no paran de rodar calle abajo.

Y por las cuadras apenas iluminadas del mondongo íbamos caminando cuando me dijo: "yo trato de vivir cada día como si fuera un viaje". Salir a la calle, hacer otro camino para llegar al mismo lugar, abrir bien los ojos, romper a patadas el piloto automático. "Como cuando viajas, ¿viste? que todo es nuevo... Bueno tratar de no perder la sorpresa"
Dejarse habitar por ella, suprema dadora de vida.
---
Desde esa nochecita no me olvidé más de sus palabras, que más que eso son una filosofía, una forma de caminar y mirar y vibrar Claro, ella me hablaba con su valijita sensorial siempre en la mano.
Desde ese día yo estoy sacando el polvo de la mía. Encontré algunos tickets de viajes viejos, caricias en reversos de pasajes de larga distancia, restos de la que dejé de ser hace años.
Y tiré todo.
Viaja ahora conmigo lo que mi memoria abrace.

(Créditos no mencionados en el texto: 
al micro que frenó más de lo que debía 
en una esquina y me dejó cerrar la idea)


postales de senso-percepción viajera con la Vi
         

No hay comentarios: