martes, 22 de marzo de 2016

TRUENO 2

LA BUENA ESTRELLA
Relatos tejidos en viaje por América Latina


TRUENO 2

Unas vueltas en círculo


28/12/15. 3.30 am. La Plata, Buenos Aires, Argentina.

  Bueno, me voy. Y queda mucha poesía sin pasar de los 4 cuadernos que usé desordenadamente este 2015. Los solté, aunque laten ahí, recriminándome: “Guacha, nos paseaste con ese cajón de verduras por 3 casas y no fuiste capaz de llevarnos...”

  Disculpen palabras queridas. Se quedan con Vito, hermana de vuelos infinitos, que ahora duerme recostada en un sillón mientras tecleo despacio estas -otras- palabritas que hace días fueron apareciendo en el pecho como piezas de un castillito de juguete. La idea original estaba llena de links a sensaciones / imágenes / música que quiero compartir y dedicarles a muchos y muchas. Pero por suerte, en la vertiginosidad de estos 23 días en La Plata sin casa propia, ustedes me dieron tanto amor -y yo elegí entregarme tantísimo a él- que quedó poco tiempo para este mapa que debía garabatear en soledad.
  Ayer, 27, di vueltas y vueltas en mis círculos planeando sentarme a escribirles. Y no lo hice, preferí el sentido del tacto, abrazarlos, oírlos, verlos reír. Van a sobrarme días de paz viajera para dedicarles hojas y hojas.

  4.30. Vito despierta por la luz del velador de mi bisabuela que le dejo de regalo. Hoy me aguanta todo con una dulzura que me cuesta recibir. Ella es más consciente de este todo que yo. 5 en punto. Termino de pasar unas notas, pido un taxi, Vito salta del sueño, armamos un pucho disfrutando la fresca de la madrugada, suena una bocina. Me abraza, desde el auto la veo llorar.
  ¡Qué zarpado de amor tengo el corazón!
  Nos vemos prontísimo hermana.

  Entro al monoambiente de Flor, se acostó y con ella, una amiga que vino a saludarla. Salto entre pilas de su ropa y la mía.
  Hace apenas una hora compartí una mesa larga con toda la familia de la pizzería Roots y los hermanos y hermanas de la casita cultural eee (En Eso Estamos), donde tengo parte del corazón desde 2010. Y otra vez con el Kartun, Macu, Emi, Vicky... Necesito sentarme, escribirles. A ellos, a toda la familia eee, Ediciones de La Caracola, Colectivo Tinta Verde. A Lau y a Flor, a Brenda y a Kathy, a Jere que está en las sierras cordobesas, y Renzo, Karina y Juanjo. Y a toda esa gente luchadora y brillante de las fronteras entre Córdoba, Tucumán, Salta y Catamarca. Que quería ir, pero tampoco llegué. Igual ustedes saben que vuelvo a esos valles, siempre. Son mi selva. No me dieron los días, como tampoco alcanzaron para dibujar este mapa.

II
23/12
  El amor circula como una espiral. Me duermo tarareando algo del disco plateado de Shaman, con todos los abrazos que nos dimos en el cumpleaños 27 de Kart, con parte de esa familia elegida que armamos en 2010. En Eso Estamos.



  Desperté con antojo de arbolitos (brócoli) y el corazón enamorado de la noche anterior. Me desayuné los arbolitos antes de las 12 y ya -ese día- tenía necesidad de escribirles. Todavía sentía las risotadas de Mauro, la Maga y Aldi, las ternuras de Mariana, Tomas y Vicky, la amorosa negativa a despedirnos que consensuamos con Ligia, el fin de la convivencia fluorescente con Melisa, el Vasco y Kart.
  Cuando amanecí el 24, sonaba La Niebla, de Shaman, con la noticia inabarcable de que apareció Clara Anahí; una de las bebas apropiadas por la dictadura. La búsqueda de Chicha, su abuela, se convirtió en emblema. Y muchos nos abrazamos llorando: “2015, una buena”. El 25 fue perverso y gris. No era cierto. Todavía no recuperamos a Clara Anahí. El cuerpo tarda en entender, en recuperarse. Demasiado ingrata la decepción. Seguimos caminando con el pecho de par en par...

III
  Simona, con su primer año cumplido, me estira la manito. Pide estar entre mi piel. El amor sigue y sigue en el aire, siempre que lo queramos absorber.

IV
  Una cena con Lau, otra con Mati, Ana, Ema, Chempes, Amu, Paz y Luci. Hay tiempo de tomarse un fernet Vitone con el Ru, de volver a saludar el bosque encantado de Kart y Mel. De reencontrarme con mamá después de sus semanas de trabajo en Córdoba y bailar Gilda en Olmos y juntar hojitas secas de la casa de Alejandra y acompañar a Alex, Betania y Flor en una ofrenda en agradecimiento a la Pacha porque tienen su terreno ahí, para armar su casita. 


  Todo revuelto, en medio de canciones de Sara Hebe, Bomba Estereo, Shaman y Sofia Viola. No falta Chicha Libre, Chancha, Tremor... Cabeza y corazón son un mismo caballo al galope del que me agarro, como cuando era chica, sólo de las crines.
  Paulina está en el sur y hablamos y hablamos y hablamos. Ahora que ya nos despedimos, nos amamos con un amor trascendente hasta que yo vuelva o ella vaya. Y cruzamos deseos de reencuentros prontos con la Ju, “no tardes tanto en subir hasta acá”, me dice y yo les sonrío a ella y a Juanma, que ya llego, “ya llego”...
  En 3 días salgo a un viaje deseado con paciencia durante años. No tiene estructura, ni tiempo. Puede durar dos meses o tres años o que esa medida de tiempo pierda toda validez, si llega a transformarse en una cosmovisión para la que ya no me haga falta recorrer kilómetros. El viaje es una procesión interna, que se activa con estímulos muy diversos. Vito me enseñó una vez que trata de vivir cada día como si estuviera de viaje. Y este es un ejercicio nomás, para salir del piloto automático para siempre.

  Hace poco me preguntaron qué busco con este viaje... La madrugada estaba fresca, caminábamos y me quedé pensando unos segundos antes de contestar...
  Hay un mundo latiendo ahí, lleno de historias y pulsos presentes y necesito esa fuerza cíclica del dar y recibir en movimientos.
  Como buena serpiente (y acá va un guiño inmenso a la Brenduja que me enseñó tanto de su tierra Maya), salgo a descascarar la piel de un ciclo, pa' que asome una nueva, brillante, que ya siento respirar... Y voy, queridos y queridas, con el cuerpo expandido de tanta bella experiencia platense. La que vale: la autónoma, la comunitaria y autogestiva que aprendimos a hacer en ronda. Lo que ustedes me dieron y dan jamás voy a poder describirlo, así que ni lo intento. Sólo voy a escribir que construí edificios para animarme a soltar, que hay toda una ruta de vivencias y personas que me alentaron a... EEE, Tinta, Caracola, el Bachi, La Comu, revista LaPulseada, Ferias de Ferias, Flia Santiago del Estero Flia PuertoMadryn Flia LaPlata, Capital
Salgo con oráculos palpables e invisibles. Abrazada de cien guardianas. Regalos de Ro, Ana, Pili, Bren, Vi, Paz, Roksha, Lau, Kathia, Flor.

V
  6.30. En media hora me pasan a buscar. La ropa sigue sobre el sillón.
La espiral se agita superviva, desde el pecho. En la cola tiene un cascabel. Y esa energía la tienen toditos y toditas en los cuerpos. Por eso estas palabras: oda, agradecimiento y homenaje a los tremendos seres que son.
  Hermanos, hermanas, me los llevo viajando en la piel.
  Hasta las vueltas y revueltas...
  Y que nos vemos volando...

  

El arranque en palabras del I Ching1

Trueno debajo de la tierra
Trigrama superior. Kun, lo receptivo: la tierra.
Trigrama base. Chen, lo que despierta: el trueno


FU. El retorno de la luz. Florecimiento interior.
"La oscuridad pasó. El solsticio de invierno trae la victoria de la luz. El hexagrama está asignado al 11° mes, el mes del solsticio de verano (diciembre-enero)".

EL JUICIO:

Retorno. Éxito. Saliendo y volviendo sin error. Los amigos vienen sin reproches.
El camino va y viene. Al séptimo día regresa. Es ventajoso tener donde ir (…)
Sólo en la más cerrada noche se percibe la magnitud de la aurora”.

"Hay movimiento, pero no es algo impuesto: el trigrama superior, K’un tiene el carácter de abandono y de dar de sí mismo. Acto natural que nace. La transformación de las cosas viejas se hace fácilmente. Lo viejo es depuesto a favor de lo nuevo. Se forman grupos de seres animados por los mismos sentimientos. Esas reuniones se hacen abiertamente, ellas corresponden a la época y todo esfuerzo particular y egoísta está excluido. El retorno tiene su fundamento en el curso de la naturaleza. El movimiento es circular. La vía se cierra sobre ella misma. Nada debe precipitarse artificialmente. Todo viene cuando ha llegado el tiempo. Los movimientos se cumplen en seis etapas, y la séptima trae el retorno después del solsticio”.

___


1El I Ching es un antiguo oráculo chino de 64 hexagramas. Cada uno está formado, a su vez, por dos trigramas. En esta aparecen: Chen -el trueno- abajo y Kun -la tierra- arriba. La interpretación es que una energía de renovación y cambio está latente, próxima a despertar. Esta es la tirada que hice antes de salir de Argentina, a fines de diciembre de 2015.
Llegué al I Ching una noche de septiembre en que andaba obstinada en develar la escena de un sueño muy narrativo que tuve. Un sueño con tantas imágenes que, además de escribir, tuve que dibujarlo. (Y lo guardé en una botella hasta que algo o alguien sienta abrirlo. Pero esa historia del sueño completo y la botella, mejor la cuento después).

-Un gitano andaba caminando por un camino de tierra de América del Sur con tres monedas; tres monedas era todo lo que tenía y quería trocarlas...
-El Ching, dijo la Maga con naturalidad; volviéndose ante mis ojos como un tótem de revelaciones.
-¿Qué es? ¿Cómo? ¿También tres monedas? Quise saberlo todo. El corazón me galopó.

Y en la ronda había dos especialistas. Tomás y Mariana se conocieron así, compartiéndome el Oráculo. Lo que entendí es bastante parecido a lo que hago con los libros, pero con monedas de 5, 10 o 25 centavos... Importa que sean todas del mismo número. Una las arroja 6 veces y anota los números o escudos que salen de cada tirada y hace una raya. A mí me lo contaron así: “los números valen 2 y los escudos o dibujos 3. O sea que si tirás y te toca: 10 centavos + 10 centavos + escudo, el número es 7. Y 7 es impar, o sea 'impartido'. Tenés que hacer una línea única. En cambio si tocan 6 u 8, es par, línea partida”. Las respuestas pueden buscarse en un libro o internet. Si la memoria no me falla, cosa que pasa seguido, mi primera dio 22, la gracia y 55, la abundancia).
Una tirada sería así:
6° tirada: 10cvos + 10 cvos + escudo: 7 -----------------------
5° tirada: escudo + 10cvos + escudo: 8 --------- ----------
4° tirada: 10cvos + escudo + escudo: 8 --------- ----------
3° tirada: escudo + 10cvos + 10cvos: 7 ----------------------
2° tirada: escudo + escudo + escudo: 9 --------- ----------
1° tirada: 10cvos + 10 cvos + 10cvos: 6 --------- ----------

Este ejemplo, inventado para la ilustración, dio: 52, el reposo. Ahora, ustedes, cuando quieran. Y fin a la nota al pie.

No hay comentarios: